Comienzos de la pelota vasca en Cataluña

Sin categoría

Comienzos de la pelota vasca en Cataluña

No Comments 31 octubre 2013

LOS COMIENZOS DE LA PELOTA VASCA EN BARCELONA 

Jesús Azurmendi

El frontón, más bien era “Un Juego de Pelota”, de la calle Valencia se puede decir que fue el primer frontón que se construyó en Barcelona. Se inauguró el 31 de mayo de 1888. “La Vanguardia” del día anterior lo anunció: “Mañana a las diez se inaugurará el juego de pelota situado en la calle de Valencia, número 272, esquina a la de la Diputación”. 

El 1 de junio en “La Vanguardia”, bajo el título “En el Juego de Pelota”, se pudo leer: “Como estaba anunciado, ayer mañana se inauguró el juego de pelota levantado en la calle de Valencia esquina a la de la Diputación. Los pelotaris El Riojano, Iladi, Vascongado y Agustín; jugaron los dos primeros contra los otros, tres partidos, usando pelotas de 90 gramos fabricadas en Hernani. En el primer partido, a veinticuatro tantos, desde luego empezaron a llevar ventaja de más de diez los primeros a los segundos, se igualaron a los catorce y por fi n ganaron El Vascongado y Agustín dejando a sus contrarios en 19.

En el segundo partido, El Riojano e Iladi desde el principio pasaron a los otros dejándoles al final del partido con 13. Habiendo ganado un partido cada uno, tuvieron que jugar otro para ver quién salía vencedor. Este partido fue muy reñido. Igualados, por último, a veintidós tantos, lo alargaron a treinta, ganando El Vascongado y Agustín.

El numeroso público que acudió a presenciar este juego, nuevo en Barcelona, siguió con interés todos los lances del mismo aplaudiendo repetidas veces a los jugadores. El local está bien dispuesto, y creemos que atraídos los catalanes por la novedad acudirán a presenciar los futuros partidos”.

El 2 de octubre de ese año, “La Vanguardia” de Barcelona, bajo el título “Los Pelotaris”, escribió: “Anunció ayer un colega la llegada del popular Chiquito de Eibar y ¡29! compañeros de pelotarismo procedentes de Guipúzcoa, de paso para Buenos Aires; y ocúrrenos proponer, a quien realizarlo pueda, la organización de unos cuantos partidos en el frontón de la calle de Valencia, o en sitio acondicionado para que Sarasqueta luzca la pujanza de sus brazos, la ligereza de sus pies, la rapidez de sus movimientos y el golpe de vista que le hace no desperdiciar una sola resta por difícil que sea, cogiendo al aire y volviendo con maravillosa rapidez la pelota.

La diversión pelotari no está fuera de las provincias vascongadas todo lo desarrollada que debiera en bien de la raza y de las costumbres. Es el juego más noble, el que menos perjuicios tiene; distrae y desarrolla; despierta las dormidas fuerzas y aviva la imaginación, de lo cual son buena prueba él mismo Chiquito repleto de habilidades dentro y fuera de su arte, y su colega y sucesor en la jefatura del gremio Vicente Elicegui, que así hace un saque que ni el Chiquito le alcanza, como toca “La Bananier” de Goschalk.

Los pelotaris que hacen las delicias de las canchas porteñas y de bilbaínos y donostiarras son todos jóvenes, animosos, entusiastas. En verano trabajan en su tierra; pasando el invierno entre la numerosa colonia euskara de las orillas del Plata, donde su llegada, estancia y despedida, son acontecimientos cuya reseña llena sendas columnas de aquellos inmensos diarios americanos apenas reflejados por los mayores conocidos en España”. El 3 de octubre, varios pelotaris realizaron una exhibición en dicha cancha. Al día siguiente, “La Vanguardia” de Barcelona, bajo el título “Los Pelotaris”, lo relató de esta manera: “El Chiquito de Eibar, el Manco de Villabona, el Pasiego y demás maestros del pelotarismo, y gran número de discípulos, acudieron ayer tarde al trinquete de la calle de Valencia. Se verificaron los anunciados partidos a cesta, a 30 y 20 tantos, entre cuatro jóvenes de 12 a 14 años (Juanito y Manuel contra Gómez y Zúñiga), que agradaron no solo a los que les era desconocido el juego de pelota, sino a los mismos de las provincias en que más se juega. Aplausos nutridísimos y repetidos oyeron dichos jóvenes que prometen aprovechar las lecciones del Chiquito, su maestro. Éste y el Manco, a instancia del público, empuñaron el primero la pala y, el segundo la cesta e hicieron las delicias de todos, que entusiasmados les aplaudieron y aclamaron.

Ayer acudió al frontón toda la colonia vasco-navarra, estando por lo tanto, a pesar de costar la entrada una peseta, animadísimo”. “La Vanguardia”, del 5 de octubre, bajo el título “Pelotarismo”, publicó un comentario sobre la marcha de los pelotaris a Buenos Aires: “Hoy se embarcarán en el “Norte América” con dirección a Buenos Aires los pelotaris siguientes: Indalecio Sarasqueta (Chiquito de Eibar), que lleva a su familia; el Manco de Villabona, que va con su señora; los cuatro hermanos Brau, Beloqui de Villabona, el Pasiego de Eibar, El Zurdo de Hernani, los hermanos Uranga de Azpeitia, Guruceaga de Rentería, el Zurdo de Villabona, el Marinero de Zumaya, el Zurdo de Abando, Remigio Ayestarán (el Moreno de Villabona), Zalacain de Villabona, el Largo de Lasarte, Arrizala el palista de Eibar, el Chiquito de Abando, el de Ermua, Múgica de Vergara, algunos jóvenes de Eibar y el famoso conserje de Deusto.

Todos ellos tienen además del precio estipulado por contrata, el 5 por 100 de los productos libres que se repartirán entre todos proporcionalmente, 35 duros al mes, y todos los gastos pagados desde que salieron de su casa, viajando en primera por no haber una clase más superior”. El Juego de Pelota ya había entrado en tierras catalanas, pero habría que esperar a la inauguración del frontón Barcelonés (19 de octubre de 1893) para que Barcelona se convirtiese en uno de los centros más importantes de la Pelota Vasca.

Jesús Azurmendi (Noviembre de 2013)

Señoritas Pelotaris

Sin categoría

Señoritas Pelotaris

No Comments 23 octubre 2013

SEÑORITAS PELOTARIS

Jesus Azurmendi

Antes de la aparición de la raquetistas (1917) ya hubo señoritas pelotaris. Hoy voy a traer a escena solamente las que jugaron en Valencia y en Barcelona. Eso sí, con escritos de la época para darle autenticidad al artículo.

En el frontón Jai-Alai de Valencia, actuaron señoritas pelotaris. El 16 de julio de 1897, el diario “Pueblo” de Valencia, bajo el título “¡Al frontón!”, publicó: “El domingo próximo, a las cinco de la tarde, debut de la Compañía de Señoritas Pelotaris, espectáculo nunca visto en Europa. Jai-Alai. Compañía Sport-Jai. Debut el próximo domingo”. “Las Provincias”, del día 18, escribió: “Ayer estuvieron expuestos en los escaparates de la Isla de Cuba, El Río de la Plata y del señor Conejos, los retratos de las señoritas pelotaris. El interés que inspira al público esta exhibición, juntamente con la novedad del espectáculo, auguraban una buena entrada para la función de esta tarde”. Y al día siguiente, escribió: “Las delanteras apenas entraron en juego; pero las zagueras se portaron bravamente, y mucho mejor de lo que era de esperar, por los que conocen el juego y saben que están aprendiendo solo dos meses. Merece que citemos especialmente a la Vivita, que indudablemente es la que reúne más condiciones para el juego de cesta”. 

Hasta “El Mundo Deportivo” de Barcelona, del día 19, bajo el título “Señoritas pelotaris”, dio cuenta del evento: “Telegrafían de Valencia diciendo que han debutado en el Jai-Alai las señoritas pelotaris, jugaron las llamadas Chiquita de Turia y Vivita, azules, contra Excelsior y Chiquita de Murla, encarnadas. El frontón estuvo completamente lleno, siendo muy aplaudidas las pelotaris porque manejan bien la cesta”.

El cronista de “El Pueblo”, con gran entusiasmo, escribió el día 19 estos entrañables versos: “Las muchachas Sport-Jai / con tanto afán esperadas, / jugaron en Jai-Alai / unas cuantas pelotadas. / ¡Qué dos paredes! ¡Qué rasas! / ¡Qué manera de pegar! / ¡Cómo restaban las pasas! / ¡Qué limpieza al encestar! / Jugaban con tanta furia, / que en un momento pensé / si la Chiquita del Turia / era catapulta o qué. / Viva, que es la que más pega, / al público entusiasmó; / o estuvo bien en la brega, / o miento como necio yo. / Chiquita de Murla vale, / tiene un saque poderoso, / y no hay nada que la iguale; / en el juego es… un coloso. / Excelsior, de blanca cara / y de rubia cabellera, / tiene ligereza rara, / ¡y arma cada pelotera! / Chiquita del Turia y Viva / ganaron todo el partido / que a cuarenta tantos iba. / ¡Qué juego tan divertido!” 

Y seguía escribiendo: “Munita, Chiquito de Métrico, Pachi y Bidegain nos parecieron pelotaris insignificantes comparados con las señoritas Sport-Jai. No hicieron otra cosa que tomarle soberanamente el pelo al público, que ya estaba algo cansado de tantas pelotas. Salieron a la cancha, corrieron un poco, dieron unos cuantos gritos, algunos de ellos moralmente subversivos, y santas pascuas. ¡Donde van a compararse estos muchachos con las señoritas Sport-Jai! Las señoritas Sport-Jai están llamadas no a desaparecer, sino a reaparecer con más bríos y más Sport-Jai que el mismísimo Panto de Sevilla. Da gloria oír como las muchachas dicen en valenciano puro y neto: “joch!, ¡dèixala!, ¡alla vaig yo! ¡Recristina, eixa pilota era mehua!” La verdad es que la mujer va sustituyendo al hombre insensiblemente en todos los terrenos. ¡Mire usted que hasta en la cancha! Hay quien asegura que están muy bien en la cocina”.

Y el periódico “El Pueblo”, el día 28 de julio comentaba el partido de la víspera: “Es indudable que el mejor partido de los que han jugado las señoritas pelotaris fue el de ayer. Todas trabajaron con más aplomo y más seguridad, particularmente las del bando azul, descollando Chiquita del Turia, que estuvo ayer hecha una maestra. Vivita también coadyuvó eficazmente al triunfo de su bando, cosechando muchas palmas en diversas ocasiones. La que más trabajó de las coloradas fue Chiquita de Murla, pues el bando contrario cargó sobre ella todo el peso del partido, viéndose obligada muchas veces a devolver pelotas desde el cuadro 10 y hasta del 12. Excelsior no pudo desarrollar juego alguno por la forma en que se hacía, pero a pesar de esto hizo algunos buenos saques y metió la cesta con oportunidad. El partido fue muy bonito y agrado en extremo a los muchos concurrentes que lo presenciaron. Después salieron los maestros, es decir, los pseudos maestros. Y, efectivamente, nos dieron un partido bastante sosisto y bastante aburrido”. 

Desgraciadamente, el “experimento” no funcionó y las señoritas pelotaris jugaron escasamente un mes.

Y la ciudad de Barcelona no le fue a la zaga. Los día 20, 21 y 23 de septiembre de 1897, “La Vanguardia” anunció: “Frontón Condal.- Festividad de Ntra. Sra. De las Mercedes. Aniversario de la apertura de este Frontón. Gran Novedad. Debut de las Señoritas Pelotaris Catalanas”. 

El 24, “La Vanguardia” publicó: “Frontón Condal. Hoy viernes, festividad de Nuestra Sra. de las Mercedes, aniversario de la apertura de este frontón. -A las 3 de la tarde. -Gran novedad- Debut de las señoritas pelotaris catalanas que jugarán un partido a 30 tantos, sacando del cuadro cinco, entre Elvira Biosca (La Chiquita de Sans) y Rosa Cristal (La Pedrós), contra Antonia Clotet (La Pequeña de Gracia) y Josefa Colomer (La Catalana). A continuación se jugará el siguiente partido extraordinario a 50 tantos, entra los notables pelotaris, rojos: Unzueta y Olaiz contra azules: Trecet y Altamira. -Precios y condiciones por carteles. -A las 9 1/2 de la noche- Partido a 40 tantos, entre rojos: Sarasua y Sastre, contra azules: Macala, Ardillo y Samuel.- Entrada general 1 peseta”.

“La Vanguardia”, del 26, comentó el partido entre las pelotaris: “La lucha resultó entretenida y del agrado de los concurrentes”. El 10 de octubre, el mismo diario lo anunció: “Hoy domingo, a las tres y media de la tarde, segunda presentación de las aplaudidas Señoritas Pelotaris Catalanas, que jugarán un partido a 30 tantos”. 

Las pelotaris no volvieron a jugar más en esta cancha.

Pero el 4 de enero de 1917 irrumpieron en Madrid, en el primitivo frontón Madrid, o frontón de Cedaceros, de la mano de Ildefonso Anabitarte, las señoritas raquetistas, pero esa es otra historia.

Jesús Azurmendi (Octubre 2013)

La sabiduría del ignorante

Artículos de pelota, Historias de la pelota, Pala (Artículos), Sin categoría

La sabiduría del ignorante

No Comments 16 octubre 2013

LA SABIDURÍA DEL IGNORANTE

Jesus Azurmendi

En todos los frontones, como en todos los órdenes de la vida, existen los ignorantes. Para mí existen dos grupos de ignorantes: en el primero, podríamos incluir a los que son conscientes de ello; y en el segundo entrarían los que no lo son.

El primer grupo lo podríamos dividir entre a los que no les interesa aprender y a los que sí quieren hacerlo. Para aquéllos de este primer subgrupo, mi respeto. Si no quieren aprender, son libres de hacerlo: van a ver un espectáculo sin más. ¿Que no les interesa saber los secretos del juego? Perfecto. Pagan su entrada, en algunas oportunidades apuestan a cualquier color y se olvidan del resto. A todos, repetimos, nuestra consideración.

La curiosidad mueve al subgrupo de los que quieren aprender: preguntan ¿qué clase de pelota le conviene a ese pelotari?, ¿por qué ha perdido esa pelota?, ¿por qué saca de esa manera?… Quieren aprender y lo intentan de la única forma que tienen para hacerlo: preguntando. El problema radica en a qué persona recurrir, porque si no es la adecuada solamente aprenderán conceptos equivocados.

El grupo de los “sabios” podríamos dividirlos en dos: los que afortunadamente no lo demuestran y los que sí. Los primeros, ¡allá ellos! Son personas que pagan su entrada, apuestan un dinero y, si aciertan, piensan que es la lógica consecuencia de su buen criterio. ¡Cómo van a fallar, si lo saben todo! Si no aciertan suelen pensar “otras cosas”, pero se callan. ¡Menos mal!

Y por último, cómo no, en todos los frontones existen los “listos”, los que se consideran grandes conocedores de la Pelota, que están por encima del resto y, además, lo pregonan a lo largo de todo el recinto. En voz alta, por supuesto, ya que la gente debe reconocer todo lo que ellos “saben” ¡Faltaría más! Son los que te agarran por su cuenta y te dan la “brasa” y hablan y hablan, y te sueltan una sarta terrible de incongruencias. Tienen “explicaciones” para todo el mundo. Su perorata es exagerada, atronadora e incongruente. Y lo que es más grave: son los que cuando mantienes con ellos una conversación sobre Pelota no aceptan los argumentos estudiados a fondo y se empecinan en sus teorías. No saben razonar el porqué, para acabar concluyendo que  ellos ya saben todo sobre Pelota porque llevan un tiempo frecuentando el frontón (bastante menos que tú) y tienen autoridad suficiente para conocer los secretos del juego:”¡Te lo digo yo, que de esto sé mucho!”, ese es su único argumento. Es lo que yo llamo “La sabiduría del ignorante”.

Y uno se queda perplejo ante tamaña barbaridad. Recuerda que ha nacido en un frontón, que procede de una familia de pelotaris, que ha tenido muchos y muy buenos maestros; que ha jugado a la Pelota desde niño, primero como aficionado y después en el campo profesional; que, para aprender, siempre ha escuchado y escucha con atención a gente con solera; que sigue con atención los detalles del juego; que ha estudiado con ahínco y le ha dedicado muchas horas al juego de Pelota; y que, a pesar de tener todo ese “equipaje”, sólo se considera un aprendiz.

Y ese individuo que no ha jugado nunca (o si lo ha hecho ha sido en el ámbito de los amigos); que no ha tenido una tradición pelotística en su casa; que no ha estudiado las características del juego; que no ha tenido maestros para introducirle en el gran mundo de la Pelota; y que, si se nos apura un poco, hasta hace poco tiempo “lo más redondo que había visto era una onza de chocolate”, piensa que ya lo sabe todo. Intentas transmitirle tu experiencia, tratas de hacerle reflexionar, pero todo es inútil. No escucha, él va a lo suyo. Y llegado ese momento uno recapacita y le llega a la memoria aquel dicho tan verdadero, como poco usado de que: “Lavar la cabeza a un burro es perder dos cosas: tiempo y jabón”.

.

Circular para Socios

Noticias, Sin categoría

Circular para Socios

No Comments 09 octubre 2013

Queridos amigos: Desde Pilotarien Batzarra y obedeciendo el mandato que nos trasladó la última Asamblea celebrada en Lapuebla de Labarca el pasado mes de junio con motivo de nuestra fiesta-homenaje anual, por la presente os confirmo que la celebración de la Asamblea Anual correspondiente a 2014 tendrá lugar en Barcelona el día 28 de junio.

A nadie se os escapará de la dificultad añadida de la organización de todas las actividades, esta vez fuera del ámbito en el que nos hemos movido desde la fundación de PB.

Es por ello, que al efecto de poder organizar el viaje y la estancia en Barcelona deseamos conocer, al menos apromaxidamente, el número de personas (socios, simpatizantes, amigos etc.) que estarían interesados en acudir ese fin de semana a Barcelona.

Por otra parte y como consecuencia de realizar los trámites necesarios para la reserva del hotel con la debida anticipación os rogaría que comunicaseis a través del teléfono de nuestro tesorero Arroyo (686782453) o del correo electrónico (jnarroyo70@hotmail.com) antes del día 24 de octubre vuestra disponibilidad e intención de acudir a la fiesta.

Indicaros también que los gastos de viaje en autobús irán por cuenta de PB, pero no así la estancia y manutención. Igualmente convendría que los que estéis interesados en el viaje nos comuniquéis también vuestra preferencia de que sea la salida el viernes 27 de junio (dos noches de Hotel) o en su caso salida el viernes 27 de junio y vuelta el lunes 30 de junio (tres noches de Hotel).

Finalmente y reiterando el ruego de que os deis prisa en la comunicación  a fin de lograr una buena organización del evento, sin otro particular recibid un saludo.

Cesar Gonzalez de Heredia

Las huelgas en la Pala

Anécdotas de la pelota, Artículos de pelota, Historias de la pelota, Pala (Artículos)

Las huelgas en la Pala

No Comments 05 octubre 2013

LAS HUELGAS EN LA PALA

En los frontones de Pala ha habido algunas huelgas, pero hoy solamente voy a escribir sobre tres de ellas.

LA HUELGA DE 1921

El 1 de octubre de 1921,  en “La Gaceta del Norte”, bajo el título “Suspensión de Partidos”, apareció la siguiente nota: “Hace algún tiempo, según nuestras noticias, los jugadores de Pelota elevaron a la Empresa del Euskalduna unas peticiones en solicitud de un aumento sobre el sueldo que venían disfrutando. Parece ser que los demás jugadores hicieron idénticas peticiones a sus empresas respectivas. La respuesta dada por éstas debió ser negativa, alegando para ello diversos argumentos que desconocemos. Además, se unieron todas ellas mediante el depósito de una importante suma, para responder del compromiso. Entabladas negociaciones entre empresas y pelotaris, ambas sostuvieron sus diferentes puntos de vista, no consiguiendo llegar a una fórmula que armonizase unos y otros intereses. Concedido por los pelotaris un plazo, que terminó ayer noche, se consideraron rotas las relaciones entre Empresa  y pelotaris. Por esta causa, hoy y días sucesivos, hasta tanto haya de arreglarse el asunto, permanecerá clausurado el frontón Euskalduna”. Los frontones que hicieron causa común con el Euskalduna fueron el Principal Palace de Barcelona y el Central de Madrid. Los palistas fueron a jugar donde pudieron: al Euskel-Jai de Bilbao, La Estrella de Portugalete (Bizkaia) y Euskal-Jai de Pamplona. Fue una huelga muy dura, en la que los palistas tuvieron que pelear por poder jugar en diferentes canchas, algunas de ellas no muy apropiadas para el Juego de Pala; caso del Euskel-Jai. La huelga terminó el 11 de febrero de 1923. Fue determinante que en diciembre de 1922 se había inaugurado el Jai-Alai madrileño.

LA HUELGA DE 1931

A finales del mes de abril de 1931, un número de palistas –algunas figuras entre ellas- fueron contratados por el frontón Betis de Sevilla. Estos palistas, que estaban jugando en los frontones Euskalduna, Moderno de San Sebastián y Jai-Alai de Madrid, fueron a probar fortuna a tierras andaluzas. La Pala, como el Remonte, no triunfó en aquél frontón  –la empresa sevillana no aguantó más que hasta finales de junio- y los palistas quisieron volver a sus frontones de origen. Las empresas de dichos frontones, con la ley por delante, dijeron que admitirán solamente a los que ellas quisieran. Necesitaban a todos, pero por venganza no los querían. Los palistas tenían que hacer algo y el 1 de septiembre, en “Excelsior”, bajo el título “¿Habrá Huelga?”, se podía leer: “La junta directiva de la Asociación de Pelotaris celebró una entrevista con el gerente de la Empresa de los Frontones, para comunicarle el deseo de la Asociación de que antes del jueves de esta semana quede solucionado el asunto de la admisión de la totalidad de los pelotaris que antes figuraban en el cuadro. Los pelotaris asociados, que lo son todos, se han comprometido, en documento firmado, a sostener enérgicamente la demanda, por estimar que es de mayor justicia el no permitir que queden desamparados varios compañeros, cuya readmisión es rechazada por la Empresa”.

El 22 de septiembre, el diario “El Pueblo Vasco”, comentó la noticia: “Como consecuencia de un acuerdo adoptado en Deba el sábado por la noche (día 19), por la asamblea de la Asociación de pelotaris de Pala y Remonte, se han declarado éstos en huelga. Los partidos se celebran con personal no asociado. Las Empresas han dado cuenta de lo sucedido al gobernador civil”.

Como resultado de esta huelga, los doce mejores palistas tomaron la decisión de marchar a jugar al frontón México de la capital azteca. Estos palistas se comprometieron a enviar todos los meses, a la Asociación de Pelotaris, la cantidad de 500 pesetas.

El 3 de octubre,  el periódico “Excelsius” de Bilbao, publicó el siguiente artículo: “Sí, parece que ya está hecho el éxodo hacia tierras de México de Arakistain, Gallarta, Azurmendi, Izagirre, Solozabal, Zarraga, Jauregi, Unamuno, Patxiko Kintana, Perea y Abasolo, con contrato para seis meses, anticipo de un mes y viaje de ida y vuelta. Y los sueldos, aunque no todo lo tentadores como los que se merecen estrellas de esta magnitud,  tampoco resultan despreciables: 3.500 a 4.000 pesetas mensuales por barba. Pero la posibilidad de abrir mercado bien merece mostrarse poco exigente. Ellos, como buenos vascos, son emprendedores, y a ese natural deseo supeditan sus exigencias”.

La huelga terminó el 1 de noviembre de 1932 cuando la empresa del Duque del Infantado alquiló los frontones Euskalduna, Jai-Alai, Moderno y Jai-Alai de Zaragoza. Se jugó a Pala en los tres primeros frontones citados, eso sí, con los palistas que habían estado en México por periodo de un año.

LA HUELGA DE 1996

El 31 de mayo de 1886 los palistas, excepto cinco, que componían el cuadro de Asegarce acababan sus contratos. La empresa les ofreció a todos un contrato nuevo de 48 partidos anuales –tenían de 96-, a los palistas les pareció una limosna y no firmaron los contratos. Los cinco, que sí lo tenían en vigor (Intxausti, Juan Pablo, Daniel, Garrido y Arzelus) hicieron causa común con sus compañeros y se negaron a jugar. La verdad es que no lo podían hacer; cinco pelotaris no pueden jugar siempre.

A Asegarce se le “abre el cielo”, ya que perdía dinero, y cerró el frontón. Los palistas eligieron un portavoz -Unai Alzibar-, al que luego le volvieron la espalda nombrando otro –Jon Torre-, pero nada se arregló durante más de un año. Existieron tres empresas que quisieron explotar la Pala (Master-Jai, José Antonio Llantada y Bilbao Jai-Alai). Se les permitió a los palistas que fuesen ellos los que eligieran la empresa –cosa que jamás se debió hacer- y estos se decantaron por la de José Antonio Llantada. A este las autoridades vascas le dieron la espalda totalmente y se retiró de la puja. Las condiciones que puso fueron inmejorables: si hubiese ganancias las donaría a las escuelas de Pala, si las pérdidas fuesen menos de diez millones de pesetas anuales las asumía él, y si sobrepasase esa cantidad, el seguía asumiendo los diez millones y el resto corría a cargo de las instituciones.

El panorama se ensombreció mucho, hubo manos negras por algunos lados y por fin la huelga terminó el 1 de julio de 1997 de la mano de Master-Jai comandada por Aitor Totorika. No contrató a todos los palistas y, aunque estos habían firmado ante notario que “todos o ninguno”, no lo cumplieron.

Esto es pocas palabras como sucedieron y como se “arreglaron” estas tres huelgas. De la primera todo lo he sacado de las hemerotecas y de conversaciones con mi padre, que tuvo que jugar en el pequeño Euskel-Jai. De la segunda todo lo que he escrito, además de haberlo estudiado en hemerotecas, lo he sabido también por mi padre, que fue uno de los palistas que jugó en el frontón México durante 1931-32. Y de la tercera lo he sacado de mí cabeza, ya que en aquella época yo trabajaba en Asegarce y me sé dicha huelga de arriba abajo. Y, también, conozco hechos que no he escrito por no herir a determinadas personas, que aunque no se portaron nada bien tampoco quiero hacerles daño.

Para terminar, voy a dar mi opinión sobre las huelgas: por regla general las huelgas siempre las gana el poder, pero aún sabiendo que las vas a perder hay huelgas que las tienes que hacer por dignidad.

Jesús Azurmendi (octubre 2013)


© 2013 Pilotarien Batzarra.