arquitectura y pelota, Artículos de pelota

Odieta lehen, orain eta beti. XIX-XXI

No Comments 17 septiembre 2015

Odieta lehen, orain eta beti

20130408-204-Odieta frontoia-Zumaia Gipuzkoa-Peio Carballo- 20060629-005-Odieta Frontoia-Zumaia Gipuzkoa-Foto Javier Carballo- 20060629-002-Odieta Frontoia-Zumaia Gipuzkoa-Foto Javier Carballo- 1960 aprox-003-Odieta Frontoia-Zumaia Gipuzkoa-Foto Germán Azumendi- 20150627-620-Odieta-Zumaia Gipuzkoa-

argazkiak: Javier Carballo, Peio Carballo, Zumaiako Udal Artxibategia

Javier Carballo Berazadi (Zumaia, septiembre, 2015)

 El primitivo frontón Odieta de Zumaia se construyó el año 1856, para sustituir a la “plaza de juego” que existía en la Plaza de los Fueros, junto al Convento de San José, y para poder jugar a la entonces moderna modalidad de blé, juego indirecto de pelota vasca que se practicaba con pelotas elaboradas con kiskis o núcleos de caucho.

Años más tarde, en 1882, un centenar de zumaianos de todas las condiciones sociales se dirigieron por escrito al Ayuntamiento solicitando “reemplazar el actual juego de pelota, por otro en que suplieran sus defectos y faltas, pues sabido es de todos que las limitadas dimensiones de aquel, no permiten desarrollar con la debida libertad el juego de blé con guantes largos de mimbre que ha sustituido al de mano y guante corto de cuero que se usaba anteriormente, y lo que es peor todavía, que el mal estado en que se encuentran las piedras que forman sus frontis, rompen considerablemente las pelotas hasta el extremo de necesitarse cuatro ó cinco para jugar un solo partido, haciendo de esta manera carísimo e imposible para la mayor parte de los jóvenes, un juego cuyo ejercicio debía estar al alcance de todo el mundo, pues además de ser de reconocida higiene porque desarrolla al individuo en su juventud, es también moral, porque siendo el más grato e inofensivo entretenimiento, tanto los aficionados que juegan los partidos como los que acuden a presenciarlos, durante el tiempo que en el emplean, se alejan de los vicios que pudieran adquirir en otros lugares donde siempre hallarían ocasión para perjudicar la salud y gastar sus economías”.

Asimismo expresan que “son muchos, muchísimos, los que pensando como nosotros dedican su preferente afición al juego cuya propaganda hacemos, que el punto más concurrido los días festivos es el juego de la pelota, sobre todo por las tardes, en que ansiosos por presenciar los partidos que allí se juegan, acuden la mayor parte de los vecinos, y es tan evidente esto, que no habrá un solo Concejal que no haya tenido ocasión de observar más de una vez”.

El Ayuntamiento atendió la solicitud de los zumaianos y le encargó al arquitecto Luís Aladren y Mendivil, yerno del entonces alcalde local Eusebio Gurruchaga, la redacción de un proyecto para la “Reforma del Juego de Pelota de Zumaya”. Aladren (arquitecto del Gran Casino de San Sebastián -ahora Ayuntamiento- y del Palacio de la Diputación de Bilbao, entre otras obras importantes) marcó los parámetros para la construcción del frontón en Zumaia y redactó el siguiente documento:

“Consideraciones generales:

El juego de la pelota, si bien no es completamente peculiar á los vascongados, forma parte de un conjunto de juegos y costumbres del país que desde tiempo inmemorial caracterizan á la raza euskara.

Su ejercicio es moderado e higiénico, pues tiende al desarrollo de las fuerzas corporales; acostumbrándose los que se dedican á él á ser ágiles y sueltos. Es por otro lado un entretenimiento, que ofrece á los moradores de un pueblo diversión y atractivo, separándoles así en los días festivos y sus ratos de descanso de las tabernas y otros centros de bullicio.

Y por último, estableciendo mutuas y constantes relaciones entre los pueblos convecinos por la gente que acude de uno á otro en ocasiones de los partidos emplazados, tiende á mantener la fraternidad y buena amistad entre los pueblos y habitantes de la hermandad vascongada.

En estas razones debió inspirarse sin duda alguna el Ayuntamiento de Zumaya el año 1856 acordando construir y procediendo á la ejecución de un espacioso juego de pelota para largo y blé, y en estas razones se funda la Corporación municipal de esta villa al acodar hoy la modificación y reconstrucción en parte de aquel. Puede por consiguiente considerarse en nuestro país la construcción de un juego de pelota, en un pueblo que tiene debidamente atendidos sus principales servicios, como una obra de utilidad pública”.

Otro documento señala las “Condiciones facultativas que deberán regir en la construcción de la obra”. El frontón deberá tener un frontis de 10 metros de ancho y 9,50 de alto. “La piedra de Motrico para la sillería del frontón de frente provendrá de las mejores canteras de aquella localidad, deberá ser compacta y unida, sin bolsas, betas ú otros defectos que perjudiquen a su buena calidad”. La pared izquierda tendrá la misma altura que el frontis y 49,50 metros de longitud, o sea, 12 cuadros de 4,12 metros.“La piedra arenisca para completar la sillería del frontón de la izquierda, provendrá de las canteras abiertas cerca de la carretera de Zarauz a Meagas. Será dura y de grano fino y unido, desechando todos aquellos sillares que a juicio del Director presenten un aspecto blando ó defectuoso”. El espesor de la pared “será de 1,10 metros en la base y de 0,70 en la terminación”. El asiento de los sillares y su soporte en la parte posterior se realizará con la mampostería necesaria y tendrá “los contrafuertes que el Ayuntamiento juzgue necesarios, cuyas dimensiones se fijaran oportunamente”. La piedra de dicha mampostería “deberá ser de buena calidad, dura y limpia y bien machacada”.

También se marcan las pautas de los componentes y sus proporciones para hacer el mortero: “arena limpia y buena, cal grasa completamente apagada y cemento”. En el presupuesto se tendrá en cuenta que “Tanto el cemento rápido como el Portlan que fuese necesario lo facilitará el Ayuntamiento”.

Se advierte que “Los trabajos deberán dar comienzo a mas tardar al mes de la aprobación de la subasta y la duración de las obras será de tres meses”.

El Ayuntamiento solicitó al Gobierno Civil de la Provincia la subvención de la construcción del frontón, a lo cual su vicepresidente Jesús Machimbarrena dio su aprobación, diciendo que “para hacer el pago de las 6.300 ptas. á que asciende el presupuesto de la obra proyectada” no hacía falta “arbitrar recursos extraordinarios”, ya que se podía destinar “la partida que aparece en los presupuestos vigentes con el objeto de instalar una estación telegráfica y parte del sobrante que sobre lo presupuestado ha producido los remates de los arbitrios de la villa”. Indicando que la instalación de la estación telegráfica estaba pendiente de un nuevo proyecto.

 

El proyecto inicial sufrió algunas variaciones y así el 25 de agosto de 1888, el alcalde Eusebio Gurruchaga publica las “Condiciones que habrán de observarse en la construcción del frontón de Odieta y que servirán para la subasta”.

La variación fundamental que se señalaba en dichas condiciones atañaba fundamentalmente a los sillares del frontis y de la pared izquierda, que en vez de ser de una sola pieza debían ser fabricados artificialmente con “piedra de buena calidad dura y limpia y bien machacada”, cemento rápido y Pórtland. “En moldes ó cajas que se han empleado hasta ahora, que se facilitaran al contratista; y aproximadamente serán necesarios de 600 a 700”.

La subasta tuvo lugar el 29 de agosto de 1888 y fue adjudicada a Pedro Odriozola por un importe de 6.300 pesetas. Aunque parezca increíble, se advierte que las obras deben estar terminadas “antes del día diez de Octubre próximo, y si no estuvieren pagara cien reales diarios por cada uno que pase”. No sabemos si se cumplió el plazo de ejecución, pero viendo que en la cabecera del frontis figura la inscripción “1888”, se supone que se inauguró antes de finalizar dicho año.

La obra de la cancha se hizo fuera del presupuesto y su construcción “355,22 metros cuadrados de piso de cemento Pórtland a 4,5 pesetas”, sumaron 1.600 pesetas más, lo cual hizo que el coste total de la instalación fuese de 7.900 pesetas. En la contracancha, después del espacio necesario para que los pelotaris pudiesen devolver con holgura las pelotas, se construyó una plaza de cantos rodados para las pruebas de  “idi dema o idi proba”, arrastre de piedra por bueyes.

 

La villa de Zumaia disfrutaba ya de un frontón soberbio y de gran categoría, que en aquella época fue la “envidia” de muchos pueblos. La mayoría de los pelotaris que jugaban en el Odieta, elogiaban la salida noble de la pelota del frontis y el excelente sonido de la misma al golpearlo.

Durante tres cuartos de siglo el frontón Odieta fue un espacio fundamental para el pueblo, en él se jugaba a pelota y además se celebraban: pruebas de arrastre de piedra y demás juegos rurales, festivales de dantzaris y bertsolaris, combates de boxeo, tamborradas, carnavales, titiriteros y comediantes, verbenas, banquetes, etc. Pero existía un problema, en cuanto “caían cuatro gotas” el festejo se tenía que suspender para decepción de los espectadores.

Con todo, llegó el año 1963 y con motivo del 75 aniversario de su construcción, el Ayuntamiento dirigido por el alcalde Manuel Antia, decidió cerrar y cubrir el Odieta. Fue fundamental la ayuda del delegado de deportes José Antonio Elola y del presidente de la Federación Española de Pelota Luís Navas, ambos amigos de Zumaia y de sus pelotaris. El proyecto fue del arquitecto donostiarra Ramón Martiarena y del aparejador zumaiano José Uribe-Echeverria, quienes renunciaron a sus honorarios. El frontón se cubrió solamente en una longitud de 39,60 metros, quedando cerca de 9 metros del rebote al descubierto. Se eliminó la plaza de arrastre de piedra y se hicieron el vestuario, las gradas y una taberna. El aforo del graderío era de aproximadamente de 400 localidades.

A partir de dicha fecha el Odieta adquirió una categoría superior, además de ser un gran frontón las inclemencias meteorológicas ya no limitaban su uso. Sería muy laborioso enumerar los campeonatos y festivales de pelota, así como el sinfín de actividades lúdicas e incluso solemnes que se han celebrado en su cancha.

Durante más de un siglo los zumaianos pudimos disfrutar de un frontón que ha hecho las delicias de los que en él hemos jugado a pelota, tanto los muchos profesionales como los cientos de aficionados que lo hicimos por puro deporte.

El Odieta era uno de los frontones relevantes más vetustos de Euskal Herria. En el escalafón de edad solo existían tres frontones cubiertos más antiguos: Municipal de Markina (1798), Municipal de Bergara (1885) e Izarraitz de Azpeitia (1885). Más recientes que el Odieta eran: Beotibar de Tolosa (1890), Astelena de Eibar (1904), Gurea de Azkoitia (1930), Labrit de Pamplona (1952), Anoeta de Donostia (1963), Jai Alai de Gernika (1963), Club Deportivo de Bilbao (1967)…

 

El año 2000, en el anteproyecto “Avance de la Revisión de las Normas Subsidiarias”, se presentaba la total demolición del frontón Odieta, para en su lugar construir unas viviendas. Esta propuesta fue rechazada inmediatamente por los pelotazales del Zumaiako Kirol Elkartea, que eran partidarios de la conservación del frontón a pesar de que se pudiesen construir algunas viviendas. Durante seis años remitieron escritos y mantuvieron reuniones con el Ayuntamiento e incluso con los partidos políticos, oponiéndose tenazmente a la total demolición del frontón. La propuesta del ZKE consistía en reducir las medidas del frontón, eliminando el tejado, las gradas, el vestuario, la taberna y el rebote, pero manteniendo el frontis con 26 metros de pared izquierda y colocando una sencilla cubierta.

Finalmente, el año 2006, la Corporación municipal dirigida por María Eugenia Arrizabalaga, consideró parte de nuestra propuesta y acordó mantener el frontis y parte de la pared izquierda: “Se derribarán la cubierta y las gradas, manteniendo el frontis y la pared izquierda, rebajando su altura progresivamente hasta una longitud de 21 metros”.

El año 2007 fue derribada la mayor parte de la estructura del frontón, quedando en pie solamente el frontis y parte de la pared izquierda. Después de tres años, el 2010 se iniciaron las obras de restauración y el 2011 fue reinaugurado.

El frontón Odieta, a pesar de haber quedado reducido a la mínima expresión y no estar cubierto, sigue teniendo una gran actividad pelotazale. Confiamos que algún día el Ayuntamiento decida colocarle una cubierta, para poder jugar a la pelota los días de lluvia…

Javier Carballo Berazadi (Zumaia, septiembre, 2015)

 

Historia pixkat eginaz hauxe esanguratsuena Odieta ordezkatu behar zuen pilotalekua egiteko planak egin zirenetik Zumaiako herrian:

Jesus iribar “Olalde” Zumaiako Kirol elkartea, zumaia

  • 2000-10, Odieta pilotalekua lekuz aldatzeko plan urbanistikoa
  • 2007-10, Odieta zaharraren azken egunak ordezkoa noiz egingo zen jakin gabe.
  • 2009-07, Salbidekin egindako hitzarmena bertan behera eroria pilotaleku berria egingo zuenaren berme abala ez luzatzearren Udalari.
  • 2011-05, Pilotaleku beraren eraikuntzarako proiekto eta finanziazio arloko zenbait aldaketakin.
  • 2011-09, Banketxeak jarritako baldintza gogorrak medio eraikitzailearen ezintasuna Udalak eskatutako abala lortzeko eta bigarren gelditu aldia.
  • 2012-07, Baldintza erakargarriago batzukin aukera berri bat esleipen-adjudikaziori dagozkion tramite guztiak martxan jarri beharra izanik berriro.
  • 2013-10, Aurrerapauso nabarmenak eta ziurtasun asko proiektoa aurrera ateratzeko.
  • 2014-02, Akordioa aurrez esandako baldintzetan 3.6 miloiko aurrekontuko pilotalekua egiteko.
  • 2015-09, Argazkitan ikusi daiteken egoera eraikuntzaren egungoa, urte amaierarako pilotaleku bera amaitua egongo bada ere, urbanizazio minimo bat egiteko eta tabernaren kudeaketa eta kantxero lanen ardurak gauzatuko direnerako datorren udaberrian sartuko garen.

 

Ikusten den bezela Odietaren lekuz aldatzea luze dijoa, bederatzigarren urtera iristeko asko ez delarik faltako, gaiari behar bezelako garrantzirik eman ez eta ardura askorik gabe pilotaleku berria egin baino lehen zaharra botatzeko hartutako erabaki okerrarengatik noski.

 

Aitzuri pilotalekuaren datu garrantzitsu batzuk ematekotan:

  • Frontisa: 10m altueran eta 11 zabal, kantxak 10 metro zabal eta luzetara 54.
  • Frontisa eta errebotea arrizko plakaz osatua eta kantxa asfaltozkoa.
  • Exerlekuak 684.
  • Koloreak: frontisa, ezker orma eta errebotea beltzez pintatuak eta exerlekuak gorriak. 4.5 metroko egurrezko kontrakantxa.

Jesus iribar “Olalde” Zumaiako Kirol elkartea, zumaia

argazkiak: Jesu Iribar

plano-marrazkiak: TOKI arkitetkurak (Amaia Casado, arkitektoa – Ibon Salaberria, arkitektoa)

obra zuendaritza: Zumaiako Udala (Gorka Arregi, udal arkitektoa – Eli Zubeldia, udal arkitekto teknikoa)

argazkia 1 argazkia 2 argazkia 3 argazkia 4B01_PLANTABAJAB04_SECCION01B05_SECCION2B06_SECC.LONG_FRONTOILUZEA#1B07_ALZADOS_FRONTOILUZEA

Argazkiak: Jesu Iribar

Plano-marrazkiak: TOKI arkitektura (Amaia Casado, arkitektoa – Ibon Salaberria, arkitektoa)

Obra zuendaritza: Zumaiako Udala (Gorka Arregi, udal arkitektoa – Eli Zubeldia, udal arkitekto teknikoa)


© 2015 Pilotarien Batzarra.