Pilotarien Biltzarra en Lekorne

Comunicados, Eventos, Remonte

Pilotarien Biltzarra en Lekorne

No Comments 12 octubre 2015

El pasado 4 de octubre, 2015, se celebró en Lekorne (Lapurdi) la fiesta anual de Pilotarien Biltzarra.

A las diez y media de la mañana se celebró una misa en la iglesia de Siant Cyprian. A continuación, a las 11:30 horas, la asamblea de la Asociación y despúes un aperitivo ofrecido por el Ayuntamiento de Lekorne.

A las 13 horas el tradicional banquete tras el cual, en los postres, se otorgaron las medallas a los homenajeados. Como viene siendo habitual, uno de los homenajeados correspondió a una personalidad de Hegoalde. Este año fue distinguido co una medalla, el que fuera figura del remonte profesional: Imanol Mújika.

 

La fiesta transcurrió en un ambiente fenomenal. Más de 200 comensales se reunieron en torno a las mesas. Por parte de Peltoarien Batzarra, acudieron su presidente César Gonzalez de Heredia. El secretario: Juan Ignazio Zulaika. José Antonio Arroyo, el tesorero, fue también de la partida.

Pilotarien Biltzarra se fundó el año 1957. Su primer presidente fue el doctor Darricau. La primera celebración se llevó a cabo en Baigorri.

El presidente actual: Pierre Lissar, anunció que el próximo Pilotarien Biltzarra será en Barkox (Zuberoa).

 

Arancibia y el Club Deportivo

Anécdotas de la pelota, Artículos de pelota, Cesta punta, Historias de la pelota, Pala (Artículos)

Arancibia y el Club Deportivo

No Comments 18 julio 2014

ARANCIBIA Y EL CLUB DEPORTIVO
En 1967 se estaba acabando de construir el nuevo frontón del Club Deportivo. Se quiso hacer uno totalmente nuevo y, por supuesto, largo. El Deportivo lo sacó a subasta –“a sobre cerrado”-, aunque eso de “a sobre cerrado” no fue verdad y lo sé de muy buena tinta.

Continue Reading

La Pala Atómica

Anécdotas de la pelota, Artículos de pelota, Historias de la pelota, Pala, Pala (Artículos)

La Pala Atómica

No Comments 03 abril 2014

LA PALA ATÓMICA
La pala atómica la inventó D. Faustino Santiago Urkidi Lamikiz (Bilbao, 18 de febrero de 1896-…?), que la mostró a Arsenio Merodio (Txikito de Gallarta) para su aprobación. Éste dio el visto bueno y la utilizó por vez primera en un partido jugado por palistas profesionales, el 19 de junio de 1947. Fue en el Euskalduna de Bilbao, con Ismael Madariaga de compañero contra Arrigorriaga II y Ermua. Y con ella llegó una pequeña revolución a esta especialidad, ya que la pelota conseguía un 20% de superior intensidad.
Era simplemente una pala de dos piezas. Una herramienta de madera de haya (generalmente poco pesada), pero que en la parte del empale tenía un injerto de otra madera más dura (generalmente de encina), en forma de cuña. Algunos privilegiados ponían esta cuña de madera de guayacán, una madera durísima, de color negro amarillento que daba a estas palas un aspecto muy llamativo. El injerto, puesto en el empale, hacía que la pelota saliera de la pala con más velocidad. Al ser una madera muy dura, y que por lo tanto no se hundía, era mucho más difícil controlar la pelota. Un accidente fortuito ocurrido en el frontón Recoletos de Madrid, el 27 de marzo de 1956, que le costó la vida al palista Luis Zenoz Alsua (Alsua II) -(recibió un fortísimo pelotazo en la parte posterior de la cabeza)-, hizo que, unos meses más tarde, la Federación Española prohibiese su uso tanto en campo aficionado como en el campo profesional.

El 1 de agosto de ese año, “Hierro” de Bilbao escribió: “Con los partidos
de ayer, nuestros pelotaris dieron el adiós a la pala atómica, prohibida por
la Federación Española a partir de hoy, primero de agosto, tanto para los
jugadores profesionales como para los aficionados. De ahora en adelante sólo se permitirá el uso de la pala de haya, de una sola pieza, sin aditamento”.

Los últimos partidos en los cuales los pelotaris utilizaron la pala atómica: Baracaldo II y Amorebieta IV ganaron 45-36 a Begoñés VII y Agirrebengoa; Zabalbide IV e Ituarte IV perdieron 41-45 ante Baracaldo IV e Inza I; Y, Zabalbide I y Cipri vencieron 30-18 a Oleagoitia e Inza II.
¿Fue acertada esta decisión? A nuestro modo de ver, no. Y compartimos totalmente la opinión de D. Enrique Abril (Oiarzun, Gipuzkoa, 3 de septiembre de 1908-San Sebastián, 1 de agosto de 1976) cuando dijo: “Esta prohibición es un curioso fenómeno de retroceso en el camino del progreso, como si algún día la Humanidad se viera obligada a frenar la velocidad de todos los vehículos en uso porque el hombre no pudiera resistirlo”.

P.D. La foto corresponde a Alsúa II

Jesús Azurmendi

Los Guarismos en la Pelota

Artículos de pelota, Cesta punta, Historias de la pelota, Mano, Pala, Remonte, Remonte (Artículos)

Los Guarismos en la Pelota

No Comments 06 noviembre 2013

LOS GUARISMOS EN LA PELOTA Jesús Azurmendi:  Aunque antiguamente, cuando dos pelotaris eran hermanos para anunciarse en lugar de guarismos se utilizaban las palabras “mayor” y “menor” (ejemplos: Erdoza mayor y Erdoza menor; Begoñes mayor y Begoñes menor), lo más natural era usar un guarismo. Norma que se sigue en la actualidad. Y se denomina guarismo al número, siempre en números romanos, que los pelotaris se ponen detrás de su nombre de “guerra”. Pero a cuenta de la utilización de guarismos tenemos que dejar claro algunas cosas:

PRIMERO.- Solamente el pelotari profesional tiene derecho a ponerse un guarismo, los aficionados jamás deberán hacerlo. Y esta afirmación no es de mi propiedad, sino que ha estado mantenida durante toda la Historia de la Pelota y avalada por todos los historiadores que han existido. D. Juan de Irigoien siempre decía que: “Un pelotari aficionado no puede nunca, bajo ningún pretexto, adueñarse de un guarismo”.

SEGUNDO.- Si el pelotari que debuta es único; es decir que en su familia no ha habido nunca un antepasado pelotari, no deberá ponerse ningún guarismo. Un mal ejemplo lo hemos tenido en los hermanos Unda (ambos palistas, uno profesional y otro aficionado), el mayor se anunciaba con Unda I y el aficionado con Unda II. En los dos casos es incorrecto. Lo correcto hubiera sido que el profesional lo hubiera hecho con Unda y el aficionado, bien con Unda o bien con su nombre de pila y su apellido.

TERCERO.- Cuando debuta un pariente de un pelotari en activo o ya retirado deberá ponerse el nombre seguido del guarismo II. Si debuta otro pariente se pondrá III, y así sucesivamente. Es decir que, aunque el pelotari esté retirado o fallecido, su guarismo se respetará siempre. Esto no se ha respetado en múltiples ocasiones. Un ejemplo lo tenemos en el actual palista Iñaki Garma, que se anuncia con el nombre de Garma y tendría que ponerse (II), porque tuvo un hermano que debutó antes que él y que utilizo el guarismo (I).

CUARTO.- Los guarismos se pondrán siempre por antigüedad del debut del pelotari. Si un pelotari es menor que su hermano, pero debuta antes, a él le corresponderá llevar un guarismo menor que el de su hermano. Ejemplo: yo soy mayor que mi hermano Fernando, pero como él debutó antes jugó con un guarismo menor que el mío.

QUINTO.- La sucesión de los guarismos deberá seguirse aunque los pelotaris sean de distintas modalidades. Un ejemplo lo tenemos en los hermanos Oreja, creo que dos de ellos fueron manistas y el mayor palista, y se anunciaron como Oreja I, Oreja II y Oreja III. Hicieron lo correcto.

SEXTO.- ¿Qué familiares pueden jugar con el mismo nombre? Aquí pueden existir discrepancias. A mi modo de ver: padres, hijos, hermanos, nietos…, y con el permiso debido: primos y sobrinos.

SEPTIMO.- Si el pelotari que debuta no es pariente de alguien que juega o ha jugado con un nombre, no deberá apropiarse de ese nombre bajo ninguna circunstancia. Ejemplo: en los años de Totorika hubo un palista que se anunció con el nombre de Ermua, no siendo pariente de otro Ermua que había jugado 50 años antes. No debió hacerlo. Imaginemos que ahora debuta un puntista que se apellida Txurruka, ¿sería correcto que jugase con ese nombre? Mi opinión es que no.

OCTAVO.- Todos los pelotaris parientes deberán jugar con el mismo nombre, diferenciándose solamente en el guarismo. Un mal ejemplo lo tenemos en los hermanos Piedra. Los tres fueron palistas: el primero y el segundo se anunciaron con su apellido y los guarismos (I) y (II), pero el tercero como nació en Durango jugó con el nombre de Durangués. Ya sé que cada uno puede elegir el nombre que le apetezca, pero lo correcto hubiera sido Piedra III.

NOVENO.- Si el pelotari, como primero de la saga que es, se anuncia con un nombre, el segundo deberá ponerse el guarismo (II) y no el (I). Un mal ejemplo lo tenemos en la dinastía Arrigorriaga. El mayor jugó con ese nombre, nació en esa localidad, pero el segundo lo hizo como Arrigorriaga (I) y el siguiente como Arrigorriaga (II). Muy mal los dos. Pero el cuarto de la saga, hijo del que la fundó, lo hizo con el nombre de Arrigorriaga IV. Se salto el guarismo (III) para respetar la dinastía, en mi opinión hizo lo correcto. De esta manera ocurre que el pelotari Arrigorriaga III no existió.

DÉCIMO.- El pelotari deberá anunciarse, bien con el apellido, bien con Txikito de…; pero, salvo rarísimas excepciones, lo hará con el nombre de pila. Ha habido algunos pelotaris que han jugado con su nombre de pila: Roberto y Pastor (palistas), Guillermo (puntista), Raúl (remontista)…; pero, por regla general, dejaremos que sean las mujeres pelotaris las que los utilicen: Emilia, Petrita, Paquita (raquetistas). Y por último, veamos el caso de un manista en activo: el hijo de Julián Retegi, que se anuncia con el nombre de Retegi Bi. ¿Cuál es el motivo por el cual no ha seguido la numeración de la dinastía? No lo sabemos, ¿será para que la gente sepa que es hijo del gran Retegi II? Personalmente, me parece una tontería. Y en la Pelota Vasca cuantas menos tonterías haya mejor.   Todo esto que he escrito no es más que mi opinión, pero basada siempre en la tradición, y no olvidemos nunca que la Pelota Vasca es, además de un deporte, tradición de un pueblo, y merece guardar unas normas.   Jesús Azurmendi (Noviembre 2013)

Anécdotas de la pelota, arquitectura y pelota, erremontea, Historias de la pelota, Remonte

JAI ALAI UNA INVENCIÓN DONOSTIARRA DE 1880

2 Comments 05 octubre 2012

1917jai-alai-ategorrieta-donostia
1917jai-alai-ategorrieta-donostia

Imagen: Postal Jai Alai Ategorrieta 1917

Fuente: Gure Gipuzkoa

http://www.guregipuzkoa.net/photo/1022648

 

 

En el libro “La Pelota y Los pelotaris” de Antonio Peña y Goñi, publicado en 1892:

En la página 10 del libro:
“¡Quien nos lo había de decir, hace media docena de años! ¿Te acuerdas? El frontón de Atocha fue para mí el último escenario del rebote y el primero del moderno blé…Allí pudimos contemplar por vez postrera las barreras clásicas, el público serio grave, las luchas de amor propio, pueblo contra pueblo, región contra región; y allí entonamos el requiescant in pace a las grandezas del juego antiguo.

Los partidos de blé a cesta apasionaban entonces mucho los ánimos, tenían suma variedad, ofrecían interesantísimos lances y habían despertado nuevamente la afición, merced a la destreza, portentosa en realidad, del Chiquito de Eibar.

Pero la afición no salía de un limitado círculo, el circulo de los verdaderos amantes del juego vascongado, donde excitaba entusiasmo general, cunado ocurriósele pensar al rico propietario D. Lucio González que el pelotarismo podía salir de la atmósfera limitada, del egoísta ambiente en el que tenían encerrado las tradiciones populares, y ensanchar sus vuelos, poniéndose en contacto con todas las clases, como espectáculo atractivo y vistoso de fuerza y habilidad.
Para esto era preciso cambiar radicalmente el aspecto de la antigua plaza, regularizar sus dimensiones, dar comodidad a sus asientos, hacer de ella, en suma un teatro al aire libre, espacioso y elegante, donde el público pudiera apreciar el mérito de los pelotaris, convertidos ipso facto en artistas.

La circunstancia de ser San Sebastián durante el verano residencia de la corte y punto de reunión de la alta sociedad madrileña, así como de numerosas y distinguidas familias de provincias y Madrid, colocába a la capital de Guipuzcoa en condiciones inmejorables para realizar aquel intento.
Eligió D. Lucio un terreno conveniente en la carretera de San Sebastián a Pasajes, frontero al paseo de Ategorrieta, y en poco tiempo quedó construido el frontón Jai Alai, así bautizado por nuestro amigo y compañero tuyo Serafín Baroja, ingeniero de minas y donostiófilo á outrance, que formó el título que hoy puede llamarse genérico de los frontones, de la contracción de las palabras vascongadas jayá, fiesta y alaya, regocijado, alegre.

 

Antonio Peña y Goñi, redactado dirigido a Javier Peña y Goñi.

Madrid 1892

Fuente:

La pelota y los pelotaris, 1892

Antonio Peña y Goñi (San Sebastián, 2 de noviembre de 1846Madrid, 1896), compositor, crítico musical, musicólogo y crítico taurino español.

Pasó parte de su juventud en Francia, estudiando en París y en Burdeos, si bien los estudios musicales los cursó en San Juan de Luz, donde se aficionó a la pelota vasca, y en el Conservatorio de Madrid. Desde muy joven se orientó a la crítica musical, comenzando en 1868 a escribir para El Imparcial con un estilo y una extensión hasta entonces no conocida y que, a falta de catalogar, podría superar las 300 referencias en las más de diez publicaciones por las que pasó, entre ellas La Crítica, revista que fundó junto a Manuel de la Revilla, o La Ilustración Europea y Americana. Sostuvo un famoso debate sobre la ópera y la zarzuela con Tomás Bretón.

Autor de numerosos opúsculos, su obra más importante es La ópera española y la música dramática en España en el siglo XIX, Madrid, 1881. Defensor de Richard Wagner en Madrid, tradujo Rienzi en 1875 con motivo de la primera representación de una ópera de Wagner en España y dedicó una monografía a Los Maestros Cantores (1893). Formó parte de la delegación española del Patronatverein de Bayreuth, delegación presidida y representada por Joaquín Marsillach; dicho Patronato del Festival de Bayreuth había sido creado por Richard Wagner para sufragar el coste del estreno de Parsifal.

También destacó por su labor de crítico taurino y como divulgador del deporte de la pelota vasca. En la composición destaca por su fantasía Vasconia y otra sobre motivos de Pan y toros. En 1879 fue nombrado catedrático de Historia y Crítica de arte de la música en la Escuela Nacional de Música de Madrid. Académico de la Real de Bellas Artes de San Fernando en 1892 y Gran Cruz de Carlos III. Caballero de la Orden de Isabel la Católica. Escribió biografías como las de Miguel Marqués o Jesús de Monasterio.

  • Obra:
  • La ópera española y la música dramática en España en el siglo XIX: apuntes históricos, Madrid, Imprenta de El Liberal, 1881 y Madrid, ICCMU, 2004 (Ed. facs.).
  • Contra la ópera española. Madrid, Manuel G. Hernández, 1885.
  • Lagartijo y Frascuelo y su tiempo, Madrid: Espasa-Calpe, 1994, y Valencia, Librerías París-Valencia, 2001.
  • Rienzi. Grande Ópera Trágica en cinco actos. Poesía y música de Ricardo Wagner. Precedida de la biografía del célebre maestro (por Antonio Peña). Madrid: Andrés Vidal (hijo), editor, 1875.
  • Cajón de sastre. Madrid: Imp. de la Vda. de J. Ducazal, 1894.
  • Guerrita. Madrid: Imp. de la Vda de J. Ducazal, 1894.
  • Lagartijo México: Andres Botas y Miguel, s. a.
  • ¡Cuernos!: revistas de toros Madrid: Librería de Murillo, 1883.
  • De buen humor Madrid, 1892.
  • Cuatro cosas; ilustraciones de Hastoy y Heredia. Madrid, 1895.
  • Arte y patriotísmo: Gayarre y Masini Madrid: M.G. Hernández, 1882
  • Impresiones musicales: colección de artículos de crítica y literatura musical Madrid: Manuel Minuesa de los Rios, 1878.
  • Peña y Goñi y otros, Iparraguirre y el árbol de Guernica Bilbao, 1896.
  • Luis Mancinelli y la Sociedad de Conciertos de Madrid Madrid, 1891 (Tip. de Manuel Ginés Hernández)
  • Nuestros Músicos: Barbieri Madrid: José M. Ducazcal, 1875
  • Los Maestros Cantores de Nuremberg de Ricardo Wagner Madrid, 1893 (Imp. José Mª Ducazcal)
  • La obra maestra de Verdi “Aida”: ensayo crítico musical. Madrid, 1875 (F. Iglesias y P. García)
  • La pelota y los pelotaris Echévarri, Vizcaya: Amigos del Libro Vasco, 1984
  • Río revuelto Barcelona: Antoni López, Editor, Librería Española, s. a.
  • Teatro: Colección de artículos… Precedida de un estudio crítico y biográfico de D. Antonio Peña y Goñi. Barcelona, 1889 (Imp. Heinrich y Cia.)
  • Fuente:
  • http://es.wikipedia.org/wiki/Antonio_Pe%C3%B1a_y_Go%C3%B1i
  • Historias de la pelota, Noticias, Pala, Pala (Artículos)

    El pelotari Enrique Abril Rey

    2 Comments 27 octubre 2011

    Copiamos íntegro el articulo publicado en el portal euskonews

    http://www.euskonews.com/0463zbk/efem46303es.html

    El pelotari Enrique Abril Rey nació el 3 de diciembre de 1908

    Pelotari guipuzcoano especializado en pala, nació en Oiartzun el 3 de diciembre de 1908. Ha sido Campeón de España de pala los años 1943 y 1944 con Andonegui y en 1947 y 1950 con Artola, asimismo sub-campeón en tres ocasiones y varias veces Campeón de Gipuzkoa.

    Ocupó cargos directivos en la federación Guipuzcoana de Pelota con anterioridad a 1936 y en 1938 fue nombrado primer Delegado provincial de Pelota Vasca. Ha ejercido de crítico deportivo en radio y televisión, estando presente en numerosos finales mano-manistas.

    Autor del trabajo Dos siglos de Pelota Vasca. En defensa del juego de “Rebote”, San Sebastián, Caja de Ahorros Municipal, 1971.

    Perteneciente al “Club Deportivo Loyolatarra”, en 1972 le fue concedida la Insignia de brillantes de la Sociedad y desde 1975 se celebra en su memoria el “Memorial Enrique Abril”. Falleció en 1976.

    Entrega del trofeo a los ganadores Abril y Andonaegui en el campeonato de España de pelota aficionados, Bilbao 1944.

    A LARGO - A RAYAS - LLARGES - JEU A POMME, Artículos de pelota, Mano, Mano (Artículos)

    I COUPE DES CHAMPIONS

    No Comments 03 octubre 2011

    Mano a largo - llarges - jeu a pomme

    CAMPEONATO DE EUROPA DE PELOTA A MANO
    A LARGO POR CLUBES

    PARTICIPANTES:
    1.Franeker (Holanda)                               8. Godelleta (Valencia)
    2.Kerksken (Bélgica)                                9. Tibi (Alicante)
    3. Charleroi (Bélgica)                               10. Benidorm (Alicante)
    4. Toscana (Italia)                                     11.Sella (Alicante)
    5.Brescia (Italia)                                       12.El Campello (Alicante)
    6.Maubeuge (Picardia-Francia)              13.Baztan (Navarra).
    7.Hardoy-Anglet (Iparralde-Francia)
    Por primera vez se ha celebrado la Coupe de Champions, campeonato de Pelota a mano a Largo entre los mejores clubes de Europa, una competición innovadora y revolucionaria organizada por la CIJB (Confederación Internacional des Jeux de Balle).
    La modalidad de Pelota a mano a Largo es hereditaria directa de la Feninde griega, extendiéndose luego por diversas regiones del Imperio Romano. Fue el deporte más popular y extendido por diversas regiones europeas durante la Edad Media, el Renacimiento y la Edad Moderna, manteniéndose firme hasta el último tercio del siglo XIX. Su decadencia se acentuó
    tras la I Guerra Mundial con la irrupción de nuevos deportes de masas, reglamentados y con competiciones internacionales.
    Actualmente se conserva, con diversos estilos en Holanda, Bélgica, Francia, Italia y España en territorio europeo (en las regiones de la Picardía, Flandes, La Walonie, Piamonte, Venetto, Liguria, Toscana, Frisia, Canarias, Valencia) y en diversos países y regiones de América. Existen diversas ligas semiprofesionales organizadas por las distintas federaciones que componen la CIJB. En nuestro ámbito se conserva en la modalidad de Laxoa, sucesora de antiguo Bote-luzea (el LLargues de la Pilota valenciana), en los valles navarros de Baztan y Maldaerreka.
    Es un juego directo, practicado en plazas de 72 m. de largo por unos 20m. de ancho, con 5 pelotaris por cada equipo y la manera de contar, como en todos los juegos directos, no es por tantos sino por juegos, con cuatro kintzes (otra exclusividad de los juegos directos) y la particularidad de las rayas. En realidad, la concepción del juego, el escenario, la contabilidad… coinciden con nuestro Laxoa; sólo cambia la herramienta: la mano desnuda en el primer caso y el guante de cuero en el segundo y, obviamente, la pelota.
    FASE FINAL (PAMPLONA):
    Los 13 equipos inscritos fueron distribuidos en cuatro grupos, que a partir de junio disputaron una fase previa, clasificándose diez para la fase final que se disputó en el parque Antoniutti de Pamplona. En la organización y éxito de esta fase final, junto a la CIJB, fue decisiva la implicación de la Federación Navarra de Pelota Vasca y la colaboración del Instituto Navarro de Deporte y Actividad Física del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. A la Final, que cumplimentó con el rito y tradición del Angelus, asistieron, entre otros, el presidente de la
    CIJB José Luis López, el director de Deportes de Gobierno de Navarra Miguel Pozueta, le presidente de la Federación Navarra de Pelota Vasca José Ramón Iriarte, el presidente de la Federación de Pilota Valenciana Daniel San Juan y la concejala de Deportes del Ayuntamiento de Pamplona María Caballero.
    RESULTADOS:
    FASE
    CLASIFICATORIA
    (23 Septiembre):
    Franeker – Sella                     6 – 3
    Franeker – Godelleta              6 – 2
    Sella – Godelleta                    6 – 2
    CUARTOS
    DE FINAL
    (24-Septiembre):
    El Campello – Kerksken                  6 – 4
    Benidorm – Maubeugue                   6 – 2
    Franeker – Baztan                           6 – 1
    Tibi – Charleroi                      6 – 4
    SEMIFINALES (24 Septiembre):
    El Campello – Benidorm                 6 – 1
    Tibi – Franeker                       6 – 5
    F I N A L (25-Septiembre):
    El Campello – Tibi                 8 – 6
    El balance de esta primera edición no ha podido ser más positivo, culminada por la excelente fase final vivida en Pamplona. Dirigentes, clubes, pelotaris y aficionados están ya pensando en el
    próximo campeonato, para cuya fase final Bélgica ya ha mostrado su interés organizativo.
    Editado: dco1971
    Conversando con Larrañaga

    Cesta punta, Cesta Punta (Artículos), Entrevistas, Historias de la pelota, Pelotaris legendarios, zesta punta

    Conversando con Larrañaga

    No Comments 19 septiembre 2011

    Los de Chucho Larrañaga fueron otros tiempos, no cabe de duda. Una época de esplendor para la cesta-punta. Larrañaga fue una pelotari irrepetible hasta el punto de convertirse en figura legendaria. Ha vivido la vida intensamente: “He vivido como 200 años”. Fuerte físicamente, extraordinariamente fuerte, campechano como persona. Jugó hasta los 46 años en diferentes lugares pero a pesar de que reside en Miami, Méjico se le quedó clavado en el corazón. Allí pasó sus mejores años, doce,  y él no los olvida. Sesea al pronunciar las palabras y todas ellas llevan impresa un deje mejicano que delata su paso por la capital azteca. Vive en la South West terrace de Miami pero regresa a Etxebarria, su pueblo, para un par de semanas. LLeva varios días después de haber visitado a su hijo de un primer matrimonio, un ingeniero que trabaja en Alemania. Nos sentamos en la terraza del Oiala de Etxebarria, su cuartel general, y nos disponemos a charlar. Chucho tiene buena memoria.

    Tenía 17 años e iba a debutar como manista pero las manos no le respondían. Un pelotari de Markina-Xemein llamado Gomez le dijo: “empieza a jugar a cesta que tú vas a jugar bien”. Era el año 1945. “Te voy a conseguir que vayas a Barcelona y luego te voy a llevar a Canarias”. Recuerdo que íbamos en el tren camino Barcelona y unos pelotaris que viajaban también, un tal Zubizarreta, Olasolo… comentaban: ” a dónde va éste si no tiene ni puta idea de jugar a la pelota”. No les faltaba razón. Fui a Barcelona y debuté como delantero y no podía jugar, no tenía posturas, codilleaba, con el revés tiraba fuera. Había cogido la cesta con 17 años.

    No podía jugar  y de allí me llevó Gomez a Canarias, a las Palmas de Gran Canaria. Empecé a jugar en segunda categoría y al poco organizaron un campeonato. Lo gané en segunda categoría y al poco me pusieron en primera, también lo gané. Tremenda ovación me dieron, la primera copa que gané. De Canarias me fui al Recoletos de Madrid y de allí vuelta al Novedades de Barcelona. Los cuatro mejores zagueros éramos Frías, Ardanza, Aldekoa y yo. Ibamos a pedir aumento de sueldo y la empresa me dice: “A ti te puedo dar pero a los otros no”. “No juego”, les contesté. Entonces viene Frías y me dice: “Yo no puedo estar sin jugar, me acabo de casar, tengo un hijo y quiero empezar a jugar”. “Tú verás”, le contesté. Me viene Aldekoa y me dice: “Si ese juega, yo también”. Jugaron los tres y el único que no jugó fui yo. Me fui a Zaragoza porque me había dado contrato para jugar diez partidos ganando más.

    Estando en Zaragoza me ofrecieron contrato para Méjico y para La Habana.

    Tenía veinte años cuando me fui a Méjico. La mejor época de mi vida la viví allí, de los veinte a los 32 años. Donde más jugué a la pelota. Le pregunto a Chucho cuando se hizo figura reconocida. Fui a Méjico en diciembre de 1948. El 50-51 ya era de los mejores. Mis rivales en la zaga eran Canguro Ermua, Totolo Urrutia y Andrinúa. Delanteros estaban Salsamendi I, Urkola, Echevarría, Ibarluzea, luego vinieron Careaga y éstos.

    ¿Qué tal era la cancha de Méjico? Muy buena. 66 metros de cancha. Muy buena para mi porque yo podía tirar atrás y  a los otros les costaba. Era muy vivo, yo hacía mucho daño con la derecha. Jugaba casi todo con la derecha porque con el revés lo único que hacía era tirar para atrás y no hacía nada. En el año 1953 empecé a ir a Miami, allí jugué hasta la huelga (1968). Jugaba la temporada de Miami  y luego me iba para Méjico, el viaje lo hacíamos en carro (automóvil).

     

    ¿En Miami eras el mejor zaguero?

     

    Yo creo que era el mejor. Luego venían Guarita y  Churruca. Churruca en singles jugó mucho. No desarrollé mucho mi juego en Miami, tardaba mucho en calentarme.

    ¿Qué tal te arreglabas tú en singles?

    Sí, después de Churruca el mejor era yo. Churuca ganó 4 o 5 campeonatos (singles). Yo, uno; Orbea ganó uno y Guarita otro. Todos los demás ninguno ganó un campeonato de singles.

    En La Habana jugué dos temporadas. La primera fue en 1954-55. Ese año no jugué porque tuve una equivocación. Alquilé un apartamento sin aire acondicionado. Y sudaba y sudaba… llegaba a la cancha y cansado ya. La siguiente vez que fui dije, ni hablar, me metí en un hotel, el Toki Ona, que tenía aire acondicionado y restaurant. Y entonces jugué cantidad a la pelota. Los últimos partidos que jugué fueron Orbea I-Guarita contra Egrubide y yo, eran los años 1959-1960.

     

    ¿Qué cancha te gustaba más, la de Méjico o la de La Habana?

    Yo creo que hubiera sido mejor el de La Habana. Era más pesado  y yo hacía daño y  a mi no me hacían tanto daño. En Méjico era más vivo y había que tener más movimiento. Yo creo que si hubiera ido a La Habana primero hubiera jugado más que en Méjico.

    En tu segunda estancia en La Habana, 1959-1960 — los castristas ya en el poder–  ganasteis mucho dinero ¿no?

     

    Firmé contrato para dos años. Orbea I firmó para dos años y yo también. Dos mil dólares nos daban en esa época. Mil nos ponían en España y otros mil en La Habana. Y yo dije, yo firmo. En Miami no se ganaba. Fui a donde la empresa de Miami y les dije: voy a jugar en La Habana. No puedes hacer eso, me contestan. Tienes que avisar tres meses antes. Tengo que ir. Luego cuando volví a Miami nos rebajaron el sueldo, se aprovecharon.

    ¿Qué pasó para que tuvieras que regresar a Miami?

    La situación estaba mal. Le operaron a mi padre y me fui a casa. Un pelotari, Markue, que jugaba en La Habana, no le llegaba el dinero prometido a España. Mientras no llegue el dinero de Markue, no vuelvo, le contesté a Pistón que estaba de intendente. Vuelve, te necesitamos, insistía Pistón. Mientras no llegue el dinero de Markue, no vuelvo. Al poco se cerró el frontón, la situación estaba mal en Cuba.

    ¿En qué lugar has vivido mejor?

    (No duda un segundo, es más, se le iluminan los ojos) En Méjico, de 20 a 32 años. La mejor vida mía fue en Méjico. Teníamos como 9 o 10 trajes, camisas de seda a medida, zapatos a medida, dinero en el bolsillo, muchachas cantidad. De todo teníamos (acentúa el deje mejicano).

    ¿Te cuidabas como pelotari?

    (la pregunta le sorprende) ¿¡Yo…!? Nunca me cuidé ( se ríe). No, en México, no. Y me decían: Tú no te cuidas cuando vas a jugar ¿no se te doblan las piernas? NI me acordaba que tenía piernas. Tenía tantas facultades que no. Algunos iban al Desierto de los leones (un parque en la ciudad de Méjico) a respirar, yo al cabaret donde había humo. Fumé desde los ocho años hasta los treinta, tres cajetillas de cigarrillos y tres o cuatro puros al día. A los treinta lo tuve que dejar. Me saltaba el corazón por la camisa (hace el gesto con la mano en la camisa).

    Sol, el masajista de Miami, decía que habías sido el pelotari más fuerte que él había conocido (el otro era Gerrika de Ajangiz).

    Sí, cómo no. Era muy fuerte. Levantaba 200 libras, saltaba siete escaleras. Era un atleta completo.

    ¿Ganaste muchas apuestas por tu fuerza?

    Sí. Había un campeón del ejercito canadiense a pulso que iba al solarium de Sol. Jugaba y le ganaba. El hombre me agarraba de los brazos, estaba enamorado de mis brazos. Un día estaba el canadiense levantando pesas, tenía puesto un cinturón enorme en la cintura, y me empezaron a pinchar. A ver, coge el canadiense, pone 196 libras (bench press), levantó. Y yo también levanté. Vino Urkola y mete 236 libras. Lo trajo hasta aquí ( me señala la altura de la barbilla) y no podía pasar. El canadiense no decía esta boca es mía, se escondía. Digo, si llego yo ahí, llego hasta arriba. Levanté arriba. Gritaron todos: ¡animal salvaje…! (Chucho se ríe como un niño travieso recordando aquella hazaña)

    Tenía mucho nervio y 90 kilos. Cuando más jugué pesaba 87 kilos. Pura fibra era.

    ¿Si te hubiera cuidado hubieras jugado más a la pelota?

    ¡No me hacía falta! me sobraba. Un día fui a donde Cossío en Méjico a firmar contrato y le digo al empresario. Oye, quiero ganar tanto. No te puedo pagar porque nadie ha ganado ese dinero en Méjico. No juego. Además, me dice, no me conviene porque me desluces el cuadro. Quería quitarme a mi y hacerlos todos jugadores buenos. Todos los quería poner parejos.

    ¿Es cierto que dieras tantas ventajas?

    Sí, de jugar con un segunda contra las mejores parejas. Cuando arrollaba en parejas me metían contra tríos y me cansaba y me ponían en parejas. Todo el tiempo tríos, muchos.

    ¿Cuando empezaste a notar que ya no eras el mismo?

    A los 37-38 años ya había empezado a perder la velocidad, se pierde cada año que va pasando. Con 38 años ya empecé que me costaba hacer el tanto. Cuando tenía 24-25 años en dos pelotazos ¡pin-pan! rápido terminaba el tanto, luego ya me costaba más. Los últimos 8-10 años jugué de revés, ya no podía con la derecha. Yo veía el tanto que no había nadie en dos paredes. Cuando tenía 25 años tiraba y antes de que se movería el delantero la pelota ya había pasado. De mayor trataba de tirar y antes de que empezara ya me estaban esperando. Aquí (señala la cabeza) sí veía el agujero pero esto (señala el brazo) no respondía.

    Tienes fama de haber sido un buen compañero para el delantero

    Sí, yo era compañero muy bueno. Era bueno y le ayudaba. Siempre animándole: ¡dále, dále! a todo el mundo le gustaba jugar conmigo.

    ¿Con qué delanteros jugabas más a gusto?

    Tenía varios que eran muy buenos. Jose Ramón Eizaguirre de Berriatúa; Alonso de Vitoria también era muy buen compañero. En Méjico tenía también algunos. Salsamendi IV, le decían Tribilin, que era uno flaco con unas posturas malas-malas pero tremendo pelotari. ¿Era ese Salsamendi el que fue gran sacador? No, era el hermano. Isidoro Salsamendi, al que decían El Jorobado. El Jorobado metía hasta 10-12 tantos de saque por partido. Tuvo un apoca que jugó más que el hermano, que Salsamendi I, le duró seis meses.

    ¿Cómo se las arreglaba para hacer tantos tantos de saque?

    Arrollaba. Sacaba de lado. Agarraba, te adelantabas y luego te sacaba de arriba. Muchos tantos. A base de velocidad contra la pared izquierda, muy bien. Pero duró poco, no era pelotari como El Maestrito (Salsamendi I). Ése sí que jugó  a la pelota. ¿Jugaste a menudo con El Maestrito? Cómo no. En su homenaje le jugué a él. Jugué muchos partidos con él y en contra. Pistón y él eran los mejores en La Habana. Y qué me dices de Ituarte, ¿le viste jugar? No, pero contra Guillermo sí llegué a jugar contra él en Méjico. Echevarria-Guillermo contra Alberto Roser y yo. Roser este echaba el golpe a todo el que pasaba. No te dejaba jugar. Guillermo ya tenía 40-41 años y yo 21. Guillermo ya estaba acabado ya. Lo que pasa es que jugaba con Echevarria que era el mejor delantero y a mi me pusieron con Alberto para que le entrara al golpe a todo. Guillermo le tiraba a él, pues sabía que le iba a entrar mal. Yo le estaba animando a Guillermo: ¡Dále Guillermo!, le decía. Porque, coño, para  mi Guilermo había sido un honor haber jugado contra él, le respetaba. Aquellos tiempos…

    ¿Era Guillermo tan golfo como  cuentan?

    ¡Puaaá…! Al máximo. No creía en nada. Bueno, yo era parecido (se ríe…) solía andar bastante con él. Sí, nos llevábamos bien… ¡Ay Dios…! Aquellos tiempos (suspira) han pasado muchos años ya de eso. Muy bonito. Bonitos recuerdos haber vivido que muchos no podrán contar.

    Hace poco tiempo comentó Churruca que tal como se juega de sucio hoy día y con esas pelotas, tú no hubieras tenido contrarios jugando de esa manera.

    Sí, porque las pelotas de ahora son un rayo. Esas no son pelotas. Es demasiado rápido. Yo la velocidad que le metía a la pelota con estas estragos hubiera hecho, sí. Jugábamos con pelotas hechas por Millán que eran mucho más muertas pero con un sonido fenómeno, un sonido precioso. Antes los delanteros apenas reboteaban, los zagueros lo hacían. Ahora todo el mundo está reboteando; han aprendido a rebotear los delanteros. Es tan vivo que que va y vuelve la pelota. Antes había figuras grandes que no reboteaban. ¿Delanteros? Sí, que habían jugado mucho a la pelota pero que no tenían mucho rebote. Ha habido jugadores grandes que no han tenido ni  derecha, Guillermo mismo, no tenía nada de derecha, rebote tampoco. Sólo de revés pero tenía un revés y una clase, una forma de ir a la pelota que…

    Pistón rebotaba bien ¿no? Sí y remataba bien. Salsamendi I de los dos lados de derecha y de revés. Con poca fuerza lo hacía fácil todo, muy buen pelotari. El Maestrito tocaba el piano, le gustaba vestir bien, muy guapo, tenía las mujeres más bonitas al lado siempre. Aquellos tiempos… Ah, Salsamendi… Después vino Orbea, de los más destacados. Luego vinieron la cuadrilla esta de Ondarrés, Alex, Chino, Egurbide… unos cuatro o cinco muy buenos. Zagueros también, Chimela, Churruca y yo. Un cuadro muy bueno, se jugó  a la pelota mucho.

    ¿Te has visto jugar alguna vez en alguna grabación? Me pasó una cosa curiosa. Estaba viendo la tele y veo uno que tira con la derecha y, digo: coño, qué velocidad le ha metido. Y era yo. No sabía que era yo. Y me dicen: si eras tú (ríe). Me hubiera gustado que hubiera tenido un reportaje de tele, cómo jugaba, qué es lo que hacía. Me hubiera gustado tener un partido jugado.

    En pocos días va a salir a la luz un libro sobre tu carrera como pelotari, le comento. Sí, sí, quiero ver. José Agustín Larrañaga me está escribiendo. Estuve comiendo con él aquí en Etxebarria. Me comentó que probablemente antes de que vaya a Estados Unidos me va a dar el libro. Vamos a ver, 500 páginas dice que ha escrito. Los partidos que jugué, crónicas, escaleras que bajé, la piedra que levanté, cosas que hacía.

    Tras la huelga del 68 Chucho jugó primero en Barcelona, después en Durango y Markina; en Gernika apenas dos o tres partidos. Por esos años los pelotaris estaban divididos en dos empresas. Algunos como Larrañaga, Chino y Alex jugaban con los hermanos Piedra en Durango y en Markina. En Gernika jugaban Churruca y Orbea entre otros.

    Chucho, te retiraste el año 1974, el 28 de septiembre en Durango. Sí, sí. Elejabarrieta-Churruca contra Ondarrés y yo. Ganamos 30 a 23, tenía 46 años. Ganamos fácil, sí. El ultimo tanto me acuerdo. Agarro con la derecha, pegó frontis y pared izquierda y a rebote. Churruca devolvió justo-justo a buena. Y le tocaba entrar a Ondarrés porque era adelante y Ondarrés como era un caballero, le había criado al lado mío, me dejó para que yo luciera. Para que la agarrara yo. Entré y le veo a Elejabarrieta adentro y dá, dos paredes, agarré, tanto. Ahí se terminó el partido.

    Ahí, con ese dos paredes acabó la carrera profesional de uno de los más grandes puntistas que ha dado la cesta-punta. Uno de los más queridos, por el publico y por sus compañeros. “Sí, me querían mucho. Cuando jugaba en Markina, por ahí (me señala la carretera que lleva a Markina) carro va carro viene, mucha gente de Eibar y de Elgoibar a verme. He dado muchas alegrías al pueblo. Aquellos tiempos…”.

    Me alegro mucho Chucho. A mi también me has dado una alegría al conocerte. Que tengas un buen viaje de vuelta a Miami  y que nos visites el año que viene.

     

     

     

     

     

    Frontones de pelota vasca en China

    Artículos de pelota, Cesta Punta (Artículos), Historias de la pelota, La Pelota en la literatura, Pelotaris legendarios, zesta punta

    Frontones de pelota vasca en China

    No Comments 22 agosto 2011

    El amigo Juan Pablo Sánchez ha publicado en la revista del Instituto Confucio de Valencia el artículo “Frontones de pelota vasca en China”. Por su interés lo reproducimos aquí:

    En 1887, el jugador de pelota vasca Melchor Gurutzeaga se lesionó la muñeca compitiendo en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) en la modalidad de jokogarbi, lo que le llevó a inventar una cesta alargada de mimbre que atada al antebrazo compensara las secuelas de  su traumatismo a la hora de lanzar la pelota. Esta prolongación artificial de la mano, otorgó mayor velocidad a la bola ganando el deporte de la pelota vasca en espectacularidad, haciendo el juego mucho más fácil, rápido y vistoso, y permitiendo el atxiki o retención de la pelota con este nuevo tipo de cestas y posibilitando además su juego en frontones más largos, haciendo que se incrementara la asistencia de público. De este modo fue como nació la modalidad de la cesta-punta o jai alai (en chino 回力

    huílìqiú).

    Ese mismo año se construyó en San Sebastián, lugar de veraneo de la burguesía y la nobleza española de aquélla época, el primer frontón moderno de jai alai (en chino 回力球场 huílìqiúchǎng) con una capacidad de 1.500 personas. Su éxito en las partidas de cesta-punta fue tan grande que llegó a ser deporte olímpico  en las Olimpiadas de París de 1900. Con posterioridad, en la Exposición Universal de Saint Louis (Missouri, EE.UU.)  de 1904, se construyó un frontón de jai alai para hacer demostraciones de dicho juego de pelota vasca en los Estados Unidos, mientras que en las Olimpiadas de París de 1924 se mostró este deporte como exhibición.

    El juego del jai alai se popularizó como signo de modernidad, pues combinaba un deporte espectacular con las apuestas, y se construyeron frontones en todo el mundo a los que llegaron jóvenes pelotaris procedentes en su mayoría de Euskadi, si bien con el tiempo aparecieron jugadores locales.

    En 1901 se construyó en La Habana (Cuba), en la esquina de la calle Concordia con Lucena, el Frontón Jai Alai que recibió el nombre popular de “El Palacio de los Gritos”, y en 1920 se inauguró otro en la ciudad cubana de Cienfuegos.

    En 1906 se construyó el primer frontón en Lima (Perú) y fue actualizado en 1930 por uno más moderno. En 1926 se abrió el primero de su clase en los Estados Unidos, en concreto en la ciudad de Miami (Florida), a los que le sucederían un gran número de ellos. En 1929 se abrió el Frontón México en el Palacio de la Pelota de la capital mexicana, mientras que en Tijuana se inauguró en 1947 el Palacio de Frontón Jai Alai.

    En Asia, en 1917 el Casino Español de Manila (Filipinas) erigió un frontón y, tras la legalización de las apuestas en 1939, se edificó otro en la avenida Taft de la misma ciudad, mientras que en 1967 se levantó uno nuevo en la ciudad filipina de Cebú, haciendo lo propio en 1971 en Yakarta (Indonesia).

    En China tenemos constancia de la apertura de un frontón de pelota vasca en la modalidad de cesta-punta en 1929 en las ciudades de Shanghai y Tianjin, mientras que en 1974 Macao abrió el suyo propio.

    El frontón de Shanghai

    El frontón de Shanghai se llamaba “Central Auditorium” (中央礼堂 zhōngyāng lǐtáng) o “Jai Alai Auditorium” (回力 huílìyāng), aunque también se le conocía con el nombre francés de “Parc des Sports”, pues se encontraba en una esquina de la entonces Avenue Joffre con la Avenue du Roi Albert de lo que era la Concesión Francesa (en la actualidad correspondería a las calles Huaihai  Zhonglu 淮海中路con Shaanxi Nanlu 陕西南路).

    El frontón jai alai de Shanghai lo impulsó el banquero francés Felix Bouvier y fue dirigido por Haig Assadourian, egipcio de origen armenio. Bouvier en 1928 ya había promovido la construcción de un canódromo con una capacidad para 50.000 espectadores en la esquina de Avenue du Roi Albert con Rue Lafayette (en la actualidad Lafeidelu 辣斐德路 con Jinfuxing zhonglu今复兴中路), y que contaba además de con una pista de carreras, con un ring de boxeo y con una pista de baile (ahora ahí se encuentra el Mercado de las Flores de Jinwen).

    El jai alai de Shanghai fue inaugurado el 7 de febrero de 1929 con la presencia, entre otros, del pelotari vasco José María Arancibia Berasaluze (alias “Petronio”), y poco a poco fueron contratados más pelotaris de Euskadi hasta formarse una pequeña colonia. En 1932 fue un acontecimiento la llegada de José Garate, medalla de oro en la exhibición de pelota vasca en las Olimpiada de París de 1924 y que jugó en Shanghai hasta el año 1939.

    En 1934 se reformó el  jai alai de Shanghai, que en aquel tiempo ya contaba con aire acondicionado, y pasó a tener una capacidad total de 3.000 personas y 4.000 empleados. Contaba además con un cuadro estable de pelotaris vascos (contratados para una temporada) y llegaron a publicar allí mismo la revista La cesta, dedicada exclusivamente a este deporte.

    En 1937 comenzó el declive de este deporte español cuando Shanghai fue bombardeada por el ejército japonés, y aunque durante la ocupación nipona se mantuvo el juego por las noches, fue decayendo la afición hasta su cierre definitivo en 1944, con el recrudecimiento de la guerra civil.

    En 1944 el edificio pasó a llamarse “Zhonghua” y en 1975 se convirtió en el Gimnasio del Distrito de Luwan.

    El frontón de Tianjin

    El frontón de Tianjin se llamaba “S.A.I Forum” (Italian Forum, 意大利的回力球 ) y se encontraba en la Via Marchese di S. Giuliano en la Concesión Italiana (1901-1947) de Tianjin.

    La construcción del frontón de Tianjin fue promovida por el empresario V. Fumagalli con el apoyo del Conde Ciano (Gian Galeazzo Ciano, yerno de Benito Musolini) que lo conocía de su época de cónsul de Italia en Shanghai (1931-1932). El “S.A.I: Forum”, diseñado conjuntamente por el arquitecto italiano Bonetti y el suizo Kessler, incluía una espectacular torre a modo de faro, que puede ser admirada todavía en nuestros días.

    El frontón de Tianjin fue inaugurado el 20 de septiembre de 1934 y en él jugó, entre otros grandes pelotaris, José María Iriondo Urquidi desde 1934 hasta 1938, naciendo allí, en 1936, su hijo que sería también pelotari, José María Iriondo Azpiri, que de alguna forma es el primer pelotari chino de la historia.

    El impresionante edificio del frontón fue remodelado por Guan Songjian para albergar el Gran Teatro del Pueblo, y se conserva en la actual calle Minzulu ( 族路) de Tianjin, aunque hoy en día alberga el famoso Club Marco Polo (马可 波罗俱乐部).

    El frontón de Macao

    El frontón de Macao es mucho más reciente, pues se construyó en 1974, aunque ya no se juegan en él partidas de cesta punta. En la actualidad, se conserva el edificio en la Estrada da Pelota Basca (actual Avenida Amezane) de Macao y alberga el “Jai Alai Casino” (回力娛樂 ), hotel y sala de juego con apuestas que, entre otras cosas, es famoso por sus máquinas de Pachinko.

    Conclusiones

    Los frontones de jai alai fueron un símbolo de modernidad que se extendieron por todo el mundo en la primera mitad del siglo XX, incluida China. Hoy en día muchos de ellos han desaparecido, pero otros se conservan dedicados a otros usos o incluso siguen en funcionamiento. Al cierre de los frontones chinos muchos de los pelotaris emigraron a Filipinas, país con el que había relaciones comerciales y de proximidad, desde allí muchos marcharon a México o Cuba, y más tarde a Miami.

    La presencia de jugadores vascos en  Shanghai fue plasmada por el vicecónsul español Julio Larracoechea, quien publicó en 1941 la novela Ramonchu en Shanghai. Presencia de un español por tierras de Asia que trata precisamente de la llegada de un pelotari vasco de nombre

    Ramón Aldabe a Shanghai y de su experiencia allí.

    Agradecimientos:

    A José María Iriondo Azpiri y a Íñigo Pons  del Shanghaiko Euskal Etxea.

     

    Anécdotas de la pelota, Artículos de pelota, Entrevistas, Errebotea, Historias de la pelota, Pelota y bertsolaritza, Pelotaris legendarios

    Urtxalle; Pilotari bohemioa (argia astekaria, Mikel Garcia)

    2 Comments 09 agosto 2011

    Argia.com en irakurri degu eta argiaastekaria youtube n duen kanalean ikusi degu erreportaia, bertan Joxe Mari Mitxelena eta Manolo Mitxelenak kontatzen dizkigu Urtxale Pilotari bohemioaren pasarteak, garaian jarriz.

    Mikel Garcia (argia astekaria), 2155. alean 2008-10-19 ko datan idatzitakoa argitaratuko degu, oso osorik.

    Pilotari bohemio bat boteretsuenen artean

    XIX. mende erdialdeko argazki erakusketa ikusgai izan da duela gutxi Londresen. Munduko lehenengo erretratuen artean ageri dira garaiko politikari, artista, errege, erregina eta enperadore ospetsuak. Eta zesta eskuan duela, baita pilotari oiartzuar bat ere: Urtxalle. Nor zen pertsonaia berezi hau? Sekulako ezustekoa hartu zuen Juantxo Egaña argazkilari donostiarrak, 1850eko hamarkada inguruko argazkiz osatutako bilduma pribatuaren erakusketa bisitatu zuenean Londresen. Munduan kontserbatzen diren irudi zaharrenen artean, garaiko pertsonaia garrantzitsuenen artean, pilotari euskaldun bat zegoen. Ondoren ezagutu zuen bere izena: Manuel Francisco Lekuona Urtxalle –Urtxalle izeneko etxean jaio zen, Oiartzunen, eta hortik ezizena–.

    1851n pilota desafioa jokatu zen Biarritzen, Ipar Euskal Herriko lau pilotari hiru oiartzuarren aurka, errebotean. Iparraldekoen aburuz pilotarik onena Gaskonian jokatzen zen eta gaskoi bat ere bazuten taldean, baina hala ere oiartzuarrek –tartean Urtxallek– irabazi zuten, gutxiago izan arren. Napoleon III.a enperadorearen aurrean lortutako garaipen arrakastatsuaren oihartzuna azkar zabaldu zen nazioartean, eta “Biarritzeko Heroiak” izenarekin ospetsu egin ziren, Urtxalle batik bat, onena bera baitzen. Iparraldean oporrak igaro ohi zituen Londresko argazkilari batek, fama hura ikusita, argazkia atera zion 1955 inguruan. Horra imajinak
    Ingalaterrara egindako bidaiaren zergatia.Dena den, pilotaria baino askoz gehiago zen Urtxalle. 1828an jaioa, showman alaia zen: herri guztietako festetarako kontratatzen zuten, ez bakarrik pilota partidarako, ondoren gitarra hartu eta bertsotan giro umoretsua jartzen zuelako baizik. Jokatzen zituen norgehiagokak ere ez ziren arruntak, beti handicap bat jartzen zion bere buruari, ikuskizuna sortu eta jendea erakartzeko: lau pilotari zaldi gainean oinezko baten kontra, sagardo botila edo zartaginarekin eskuz jokatzen zuenaren aurka, beste baten bizkar gainera igota… Eta ondoren, desafioetan irabazitako dirua gainontzekoak gonbidatzen xahutzen zuen, herriko ostatuan. Plaza gizona zen Urtxalle, artista, bohemioa, mundu guztia bereganatzen duen horietakoa. Izatekotan, guztiz konforme ez zuena familia zen, gonbidapenak medio sosik gabe itzultzen baitzen etxera. Konfiteria bazuen etxe azpian, baina lanean ere oso eskuzabala zen eta askotan gozokiak oparitu egiten zituen.

    Liberala eta Elizaren ez oso lagun, pilotari eta bertsolari izateaz gain politikoki gizon inplikatua zen oiartzuarra. Ezaugarri horiek guztiak biltzen dituen pasadizoa heldutasun garaikoa dugu, Errenterian bizi zenekoa. Oiartzunen komentu berria egin zutela eta ezker-hormadun frontoia zuela entzun zuen Urtxallek. Ezker-horma zuen lehenengoetakoa zen, ordura arte plaza libreko joko zuzena izan baitzen nagusi. Garai hartan, eztabaida bizia izan zen ezker-paretaren aldeko eta aurkakoen artean. Bertsolaria plaza librearen aldekoa zen, eta ezker-paretaren berri izan zuenean Errenteriatik Oiartzuna oinez joan zen, kantxa berria ikuskatzera. Bueltan, ondorengo bertsoak bota zituen, arretaz entzuten zuten bizilagunen aurrean:

    Bi lagun joan gerade
    gaur nire herrira,
    geren asmo osoaz
    Aldapa Berrira.
    Gizon bat irten zaigu
    atean erdira
    esanez: “Ez da libre
    praileak ai dira”.

    Gizonak zahartu eta
    hau al du merezi?
    Nere herrian ere
    kanpoan naute utzi.
    Azkenian guztia
    ez nian ikusi,
    azkenik plazan ere
    praileak nagusi.

    Agur Jaunaken sortzaile

    Hori ez du, dena den, pasadizo ezagunena. Agur Jaunak abesti ospetsuaren jatorriaz hiru bertsio daude, eta denetan Urtxalle dago tartean: batzuek diote Iparraldean entzun eta Hegoaldera ekarri zuela; beste batzuen esanetan Donibane Lohizunen jokatutako desafio batean beste pilotari batek berari kantatu zion; eta hirugarren bertsioari kasu eginez artista oiartzuarrak berak kantatu zuen lehen aldiz. Azken bertsio horren aldekoa da Joxe Mari Mitxelena Oiartzungo pilota ikertzailea, frogatzen duten dokumenturik ez izan arren, belaunaldiz belaunaldi transmititutako kontakizun hau delako datu gehien ematen dituena. Horren arabera, 1851n, Maulen elkarri desafioa bota zioten Urtxallek eta Mauleko Errotaria garaiko pilotari ezagunak –desafioak buruz burukoak izaten ziren, eta gero bakoitzak bere taldea osatzen zuen–. Orduan ere, Iparraldeko lau Oiartzungo hiruren aurka lehiatu ziren, eta orduan ere oiartzuarrak atera ziren garaile.

    Jokalari oiartzuarrak etxera bueltatu ziren, baina gure artistak segituan hartu zuen Mauleko ostaturako bidea. Herritarrak gonbidatu eta gitarrarekin giroa berotu zuen. Erretiratzeko orduan, Mauleko Errotariari bota omen zion kanta famatua, jatorrizko hitzak denborarekin apur bat aldatu badira ere:

    Agur Jauna,
    (aurkariari zuzenduz, Mauleko Errotariari)
    Jaunak agur,
    (ostatuko gainontzekoei)
    Agur t´erdi.
    Denak Jainkoak
    iñak gire
    (“iñak” Oiartzunen esan ohi den moduan, “gire” zuberotarrez)
    zuek eta bai ni ere.
    (Urtxalle Jainkoa zela esan ohi zen, pilotan baldintza beretan beti irabazi egiten zuelako. Bera ere, gainontzekoen moduan, hezur eta haragizkoa zela esan nahi zuen horrela)
    Agur, Jaunak, Agur
    Agur t´erdi hemen gire.

    Iparragirreren garaikide

    Garai berekoa dugu Joxe Mari Iparragirre, beti gitarra alboan eskola ona eta musika zerbitzen zuen hura. Hain pertsonaia antzekoak izanik, elkar ezagutu zutela pentsatzea ez da harritzekoa. Ez da halakorik jasota geratu, baina Zumarragan eta Urretxun hainbatetan jokatu zuen Urtxallek pilotan, eta segur aski topo egingo zutela uste du Mitxelenak.

    Festarik festa, desafioz desafio ibili ostean, politika medio 51 urterekin Oiartzun karlista utzi eta Errenteria liberalera joan zen bizitzera. Azken urteak han eman zituen, emazte eta semearekin, posta banatzen. Bizilagunak zain egoten ziren, eskutitzak banatu ondoren egunean zehar gertaturiko bitxikeriak bertsotan nola jasotzen zituen entzuteko.

    Egun ordea, herriak zeharo ahaztu du boteretsuenekin batera erretratatu zuten gizona. Zergatik iritsi da gaurdaino Iparragirre eta Urtxalle ez? “Iparragirrek Gernikako Arbolari abestu zion, eta berak kantatu ziola dakigu gainera. Agur Jaunak Urtxallerena dela frogatu ahal izan balitz, agian…”, dio Mitxelenak. Kontuak kontu, aintzat hartzeko moduko aleak eman zituen pilotari bohemioaren bizitzak.

    © 2011 Pilotarien Batzarra.